Páginas vistas en total

martes, 18 de octubre de 2011

Siente

       Bajaría la luna solo para ver que cara pondría, gritaría al cielo cuando llueve que no llore que yo tengo conmigo a su ángel, vaciaría el mar solo para poder llegar andando hasta él.
Aún antes de conocerle, ya sabía que de él me enamoraría.
Miro al cielo nocturno, en él brillan, gloriosas, luna y estrellas.
El aire frío de octubre me acaricia suavemente la piel y el aroma del tiempo llena mis pulmones.
Un paisaje bonito adorna el firmamento.
Cualquiera se sentiría dichoso de presenciar o sentir tal momento. Pero yo en lo único que pienso es en que no puedo compartirlo con él.
Aunque harta de llorar, mis ojos no se niegan a seguir soltando lágrimas de amor... De felicidad y añoranza a la vez.
Mucha gente lamentará no haber conocido nunca el amor verdadero.
Yo hoy lo que lamento es tenerlo y no poderlo tocar.
Dentro de mi impaciencia y mi melancolía sé que un día lo tendré y ese día no lo dejare marchar de mi lado.
Estaré plena y completa. Por que ese día mi alma, ahora a su lado, me lo traerá para que pueda decir con miradas o caricias lo que hoy no puedo:
Que no hay nada que no hiciera por él.
Que no hay vida sin él en ella.
Que no hay cielo o infierno que no pisara a su lado.
Que con él no hay miedos ni tristezas.
Que a su lado soy mujer.
Que por él moriría y...
Que por él vivo.


Amor esa palabra sale sola de mí hoy.
Vuela conmigo hasta cada nuevo amanecer.
Quiérelo todo conmigo y nada más.
Ama porque cuando ames serás feliz.

1 comentario:

Carla G. Juárez. dijo...

Lo amee! Llegaste justo donde tenias que darme una paliza.. es lindo conocer el amor, pero mejor si se comparte con esa persona.!
Dichosa quien te lea Merce, siempre escribiendo preciosidades.